Retrato de un asesino, Jack el Destripador: caso cerrado

Retrato de un asesino, Jack el Destripador: caso cerrado
Retrato de un asesino, Jack el Destripador: caso cerrado 2.00/5 (40.00%) 1 voto

Patricia Cornwell
Ensayo
Ediciones B

ISBN – 978-84-666-1102-9

Año de esta edición 2003

Páginas 394

#retrato de un asesino

Retrato de un asesino, un pormenorizado ensayo sobre una de las teorías sobre Jack el Destripador

BREVE RESEÑA: Normalmente Patricia Cornwell escribe novela policíaca, y en especial trata los temas forenses con bastante profundidad en la mayoría de ellas, pero en este caso no hablo de novela, sino de un profundo y detallado ensayo sobre uno de los personajes más polémicos e intrigantes de la historia policial: Jack el Destripador.
En el extenso ensayo, Cornwell defiende su teoría sobre quién es el verdadero asesino.
Leí el libro por primera vez el año 2003, cuando se publicó en España porque coincidió con que me estaba documentando para mi novela El encantador de abejas – Jack el Destripador. Me aportó datos interesantes, aunque en mi novela el asesino es otro distinto.
Puede que el libro vuelva a ponerse de actualidad ahora que parece ser que se ha demostrado quién es el verdadero asesino gracias a unas pruebas de ADN encontradas en el chal de una de las víctimas.

SINOPSIS: Entre agosto y noviembre de 1888, siete mujeres fueron asesinadas en el barrio londinense de Whitechapel; la crueldad de sus muertes despertó el pánico entre los habitantes de la ciudad y dio lugar a la leyenda de Jack el Destripador. Durante más de cien años, la identidad de este asesino ha sido considerada como uno de los enigmas más famosos de la historia, existiendo un sinfín de teorías que han apuntado, entre otros posibles autores del crimen, a un miembro de la realeza, un artista, un barbero, un doctor y una mujer. Cornwell, tras una rigurosa investigación, afirma haber encontrado al verdadero culpable.

BIOGRAFIA: De nombre de soltera Patricia Carroll Daniels, con seis años, se trasladó con su familia a Montreats, y por enfermedad de su madre, vivió varios años bajo tutela del estado, lo que marcaría su infancia y juventud. Asistió al King College de Bristol y se graduó en Filología Inglesa en el Davidson College. Trabajó como reportera en temas criminales para The Charlotte Observer, y más tarde en la oficina del Forense Jefe de Virginia y en el departamento de policía de Richmond, lo que le formó en la temática de su escritura. Tras escribir tres novelas sin lograr publicarlas, lo consiguió en 1991, ya con gran éxito, que le acompañó en lo sucesivo, ocupando sus libros primeros puestos en listas de éxitos de varios periódicos. Ha recibido varios premios, incluido un Edgar y el Internacional de Novela Negra RBA.

@lecturaderamon
@ramoncerda

Deja un comentario