El final de todos los inviernos

El final de todos los inviernos
Puntúa este libro

David Arrabal Carrión

Género fantástico

Editorial Circulo Rojo

ISBN – 978-84-9991-832-7

Año de esta edición 2012

Páginas 180

#el final de todos los inviernos

El final de todos los inviernos, novela primeriza

BREVE RESEÑA: El final de todos los inviernos es la primera novela de David Arrabal; una historia de género fantástico, de ángeles con tendencias mitológicas.

Fácil de leer, gracias, entre otras cosas, a que está dividida en multitud de capítulos cortos.

La trama nos muestra a un Dios cruel y a un Diablo que no lo parece tanto, y está salpicada de luchas épicas.

Recomendable en especial a los amantes del género fantástico, en el que ángeles y demonios se ponen a prueba mutuamente en cada página.

SINOPSIS: Rodeado de un mundo donde ángeles y humanos comparten un mismo universo, un amor intemporal resurge de las profundidades del Averno dispuesto a no dejarse borrar del curso del tiempo. Araziel escapa del Infierno decidido a recuperar el amor que la voluntad de Dios le arrebató; pero ya no es el ángel que fue. Los que fueron sus hermanos quieren devolverlo al abismo, mientras que su antiguo enemigo se vuelve pieza clave. Esta es la historia de la lucha por un amor condenado a un cruel destino, la lucha contra una poderosa voluntad que convierte en marionetas a todos los seres del universo.

BIOGRAFIA: David Arrabal Carrión (Barcelona, 1.977), catalán de origen andaluz, empezó muy pronto a mostrar interés por contar cuentos. Se sumergió en el mundo del dibujo y los cómics, arte que le ayudaría a impulsar sus ganas por dar a conocer sus historias.
Se declara un lector todoterreno, leyendo desde Pérez-Reverte, Muñoz Molina o Delibes a Tolkien, R.R. Martin o Crichton, aunque reconoce que el mundo del cómic es lo que deja más huella en sus obras. Desde 2.003 reside en el Principado de Andorra, en cuyas montañas encontró la serenidad y la templanza necesarias para lanzarse de cabeza al fascinante mundo de la escritura.

@lecturaderamon

@ramoncerda

Deja un comentario