Blanca del Cerro – entrevista

Blanca del Cerro – entrevista

Preguntas personalizadas a Blanca del Cerro:

1.- Te conocí literariamente en la convocatoria del PRIMER CONCURSO DE RELATOS EN PAPEL. Certamen que por cierto ganaste con tu relato LIVIA. Cuéntanos algo de cómo surgió ese relato.

Livia surgió un día en que necesitaba expresar una gran carga de poesía, porque Livia es un poema en prosa.

2.- Posteriormente leí tu novela SOY LA TIERRA, una novela que hace recapacitar al lector sobre los abusos que estamos cometiendo con el planeta. Podríamos decir que es una novela denuncia. ¿Sueles utilizar tus novelas para concienciar a los lectores sobre temas polémicos?

No. Es la primera vez y no suelo utilizar mis novelas para concienciar al lector, aunque sí me gusta hacer hincapié en determinados puntos para dar que pensar, que no sé si es lo mismo. Sucede en mis otras dos novelas Luna Blanca e Y le regaló un jazmín. Te las enviaré para que las leas y puedas opinar.

3.- Aunque el estilo no es el mismo y tampoco lo es el tema, cuando leí SOY LA TIERRA me recordó a las últimas novelas de Alberto Vázquez-Figueroa donde también acostumbra a denunciar asuntos sobre los abusos del hombre contra la naturaleza. ¿Conoces al autor? ¿Te has inspirado en algún momento en su filosofía sobre plasmar en novelas estas cuestiones?

Conozco al autor, me gusta y he leído la mayoría de sus novelas porque son muy amenas, aunque las últimas no me parecen tan buenas como las primeras. No me he inspirado nunca en él porque lo cierto es que no me inspiro en nadie a la hora de escribir. Escribo lo que me sale de dentro, sin interferencias.

4.- He visto que una de tus actividades es la de traductora. ¿Has traducido tus propios libros a otros idiomas?

No, nunca.

5.- Volviendo a SOY LA TIERRA, ¿crees que se podría poner una demanda contra la humanidad tal y como propones en el libro?

No solo se podría, sino que se debería. Pero ¿quién? No creo que la Tierra venga a hacerlo.

 

 

Preguntas básicas:

1.-En tres líneas, una breve biografía tuya.

Luchadora, traductora y escritora.

2.-¿Desde cuándo escribes?

Desde muy pequeña. De niña, cuentos y poesías, el resto vino después.

3.-¿Estás trabajando actualmente con alguna nueva novela o proyecto? Háblanos un poco de ello.

Siempre tengo entre manos algún cuento o alguna novela, o ambas cosas a la vez como es el caso.

4.-¿Qué opinas de la autoedición y de que algunos autores hayamos decidido ser independientes?

Me parece muy bien pero complicado. Es difícil salir adelante, literariamente hablando, cuando te publican, mucho más lo es cuando te autopublicas. Es duro pero bonito porque trabajas para ti mismo en todos los sentidos. Te lo dice una persona que ha sido profesional libre durante muchos años.

5.- ¿En qué formato prefieres leer? Electrónico o tradicional ¿Tal vez el audiolibro?

Leo en los dos y me gustan los dos. Cada cual tiene sus ventajas y sus inconvenientes, como pasa con todo en la vida. El audiolibro puede estar bien para determinadas personas, pero no sería mi opción favorita. No es lo mismo leer que escuchar.

6.-Tu género predilecto (para escribir y para leer).

Puedo hablar de los que más me gustan pero no de los que menos porque, en cuestión de lectura, me gusta casi todo. La escritura es diferente, no tengo un género preferido pero me inclino por la ternura y detesto la violencia en todas sus vertientes.

7.-¿Crees que el ebook sustituirá al libro en papel?

A la larga, sí, creo que es inevitable, pero siempre quedará el papel en mayor o menor medida. En la presentación de un libro, por ejemplo, tienes que vender algo físico no virtual.

8.-Háblanos de tu forma de escribir. ¿Sigues algún guion previo o haces fichas de tus personajes? ¿Te documentas?

Para determinados temas hay que documentarse porque no queda más remedio, aunque ahora es más sencillo con internet. No hago fichas nunca. En mis libros, mis personajes no son muchos y los temas no son complicados, por ahora, claro. En un futuro, no sé.

9.-¿Tienes preparada toda la historia antes de empezar a escribir o improvisas?

Tengo preparado el guion. Sé tres cosas fundamentales: el guion en general, los personajes principales y el desenlace, Y el resto va saliendo solo porque los personajes —aunque a muchos les parezca increíble— viven por sí mismos y son ellos los que te conducen por la trama de la novela. Te voy a poner un ejemplo. Al empezar Soy la Tierra yo tenía claro: el personaje de Silvia y su profesión, el personaje de la Tierra, la trama en general y el desenlace final. El resto, es decir, lo que es variable, surgió a medida que escribía, que se va adaptando y amoldando a la historia. Es una sensación increíble comprobar cómo la novela te lleva por donde quiere, no al revés. Eso es algo que pocas personas entienden.

10.-¿Tienes tus rutinas y horarios para escribir o eres un escritor caótico e indisciplinado? Háblanos de tus manías relacionadas con esto.

Me gusta escribir sobre todo por las mañanas, aunque no todas puedo por mis distintas actividades. Lo cierto es que no tengo una disciplina férrea. Escribo casi todos los días, pero no siempre pues, por ejemplo, cuando estoy de viaje no lo hago. La rutina me gusta siempre y cuando no se convierta en una exigencia ineludible ya que entonces se hace esclavitud y eso me desagrada. No tengo ninguna manía especial al respecto.

11.-¿Tienes previsto vivir del oficio de escribir? ¿Lo compaginas con otras actividades remuneradas?

Me has hecho reír, Ramón, con esa pregunta. ¿Alguien puede vivir del arte? Bueno, sí, algunos pero muy pocos. No pretendo eso en absoluto aunque no niego que sería fantástico. Fíjate que incluso los escritores consagrados compaginan las novelas con otras actividades como, por ejemplo, la publicación de artículos en distintos periódicos. Mi profesión es la de traductora y es lo que me ha dado de comer. Vivir de la escritura es una utopía aunque no inalcanzable.

12.- ¿Qué piensas de que los lectores no valoren el esfuerzo de los escritores? Me refiero a que cada vez más, busquen (incluso exijan) lecturas gratuitas. ¿Tiene algo de culpa de esto el libro electrónico? ¿Tendría que ser la literatura un bien común y los autores no deberíamos cobrar nunca por nuestro trabajo?

El esfuerzo de un artista no está nunca reconocido. Nadie piensa en las miles de horas dedicadas a la escritura —o a la pintura, o a la escultura, o a la música— porque lo que se ve es el resultado final. Eso sucede en cualquier actividad. En un banquete, por ejemplo, nadie piensa en que hay que preparar la comida, planchar los manteles y servilletas, poner la mesa, pulir los cubiertos, limpiar todo, guisar los alimentos, preparar cada detalle, y un larguísimo etcétera. Solo se piensa en lo ricas que estaban las viandas. Esto es lo mismo. A nadie le importa —ni siquiera lo consideran— el esfuerzo sino el resultado. Con respecto a que la literatura debería ser un bien común, estoy en total desacuerdo. Los autores hemos de cobrar porque es un trabajo como otro cualquiera. Me parece una aberración socializar el esfuerzo.

13.- ¿Envías tus manuscritos a las grandes editoriales? Si es así, ¿qué piensas cuando no te contestan o lo hacen con un escrito modelo y piensas que ni siquiera se han leído tu novela? Cuéntanos algún desengaño que hayas tenido en el mundo editorial.

No mando mis manuscritos a grandes editoriales, sé de antemano que no se van a leer mi novela y eso sería perder el tiempo. Prefiero las pequeñas. No debemos olvidar que todo es un inmenso negocio, y a las editoriales les importan los escritores en función de lo que van a obtener de ellos. No debemos engañarnos al respecto. También existen los enchufes y los amiguismos, por supuesto, pero eso es otro tema. Creo que lo mejor es tratar con editoriales pequeñas porque probablemente no dan fama ni dinero, pero puedes publicar si llevas algo con un poco de calidad, y el trato con el personal es mucho más humano.
Mis desengaños en el mundo editorial han sido con algunos de mis editores, aunque otros son magníficos.

14.- ¿Participas en concursos de literatura? ¿Qué opinas de ellos?

Participo en algunos todos los años porque lo cierto es que me gusta y lo hago en los que considero que son legales, es decir, los pequeños. Y además soy jurado en un par de ellos. Mi opinión es que, por desgracia, muchos (especialmente los que entregan premios sustanciosos) ya están dados de antemano y eso me parece indignante. Creo que es una aberración comerciar con las ilusiones pero ya lo dijo Quevedo: Poderoso caballero…

15.- Basándote en tu experiencia: déjanos un consejo para otros escritores.

Que nunca dejen de escribir y de aprender, por muchas decepciones que se lleven. No olvides que nadie fracasa hasta que abandona.

16.- Brevemente: algunos autores y libros preferidos.

Los tres que me llevaría a la isla desierta son: El Principito, de Saint-Exupery, El Señor Presidente, de Miguel Ángel Asturias y Veinte poemas de amor y una canción desesperada, de Pablo Neruda.

17.- El primer libro que recuerdes haber leído.

Lo primero que leí fueron tebeos desde muy pequeña, y ya sabes que, donde hay un tebeo luego habrá un libro. Y los hubo, por supuesto, y muchos. No recuerdo exactamente cuál fue el primero de todos pero si sé que hubo, hay y habrá muchos más.

18.- El último que hayas leído o estés leyendo en la actualidad.

Estoy leyendo El séptimo secreto, de Irving Wallace.

19.- Alguien que te inspire.

La inspiración la llevo dentro.

20.- ¿Te has enamorado alguna vez de tus propios personajes?

No. Algunos de ellos me gustan, pero no me enamoran. Otros ni siquiera me gustan pero son necesarios.

21.- ¿Si tuvieras que ponerle banda sonora a la novela, cual sería?

Supongo que te refieres a Soy la Tierra. Eso es algo que no había pensado nunca, y me gusta la pregunta. En algún trozo pondría el Romance Anónimo y en otros, La cabalgata de las valquirias, de Wagner.

22.- ¿Se aprende a escribir o se nace siendo escritor?

Se nace y luego se perfecciona continuamente. Pero tienes que nacer con ello, llevarlo dentro. Hay demasiados escritores que en realidad no lo son, solo se lo creen y es porque no han nacido dotados. Contra eso no hay nada que hacer.

23. ¿Vale la pena escribir?

Por supuesto para quien de verdad lo sienta. La escritura es vocacional. La escritura eleva, llena y libera. Todo depende del fin del escritor. Si lo que desea es escribir, por el mero gusto de escribir, por supuesto que vale la pena. Si lo que desea es fama y dinero, eso ya es otra cuestión.

24.- Esto de escribir puede considerarse una manera de inmortalidad. ¿Cómo te gustaría que te recordaran los lectores dentro de 100 años?

No creo que me recuerde nadie dentro de 100 años pero si alguien lo hace, me gustaría que fuera con una sonrisa.

25.- Añade y contesta la pregunta que te hubiese gustado que te hiciese y no te he hecho.

Todo ha sido perfecto. Te hablaría mucho de escritores, de libros, de las nuevas tecnologías y la literatura, de editoriales, de editores, de ese mundo en general en el que nos movemos, pero no cabría todo en una entrevista.

Mil gracias, Ramón, por tu entrevista y tu amabilidad. Espero que sigamos en contacto durante mucho tiempo.

@lecturaderamon

@ramoncerda

1 Comment

  1. Gracias por la entrevista, Ramón. Espero y confío que sigamos en contacto.

    Reply

Deja un comentario